Translate

lunes, 17 de noviembre de 2014

Mueble de cocina años 60

Restaurando y reciclando

Hace tiempo que teníamos en un rincón del taller este fabuloso mueble de cocina tope retro, de los años 60. Seguramente algunos de vosotros habíais tenido alguno en casa o en casa de un familiar. Nosotras recordamos que en casa de los abuelos había uno casi idéntico, y nos hizo mucha ilusión poderlo tener entre nuestras manos y darle una nueva oportunidad.
Tal como estaba nos gustaba mucho, pero la pintura estaba bastante mal. El interior forrado con aironfix, ese que utilizábamos para forrar los libros, pero con un estampado horrible y rotos por todas partes. No sabéis lo bueno que era!!!. Nos costó un montón sacarlo. Estaba pegado a conciencia.
Algunos de los tiradores estaban rotos, pero los hemos guardado en nuestro armario de los tesoros para reutilizarlos en cualquier otro momento.
El sobre, de fórmica, estaba en buen estado, y lo hemos conservado.
Nos encantó la estantería que sale de entre los cajones y el sobre. Es genial!!
Pues bien, después de observar bien el mueble, nos pusimos manos a la obra.
Curiosamente y por suerte nuestra, no estaba atacado por la carcoma. Todo un detalle!!!
La madera de fórmica del sobre estaba abombada, y no dejaba que saliera bien la estantería, así que tuvimos que desmontar toda la parte superior y añadir unos listones a cada lado para subir unos centímetros el sobre. Y ¡voilà! ya salió la estantería.
Empezamos por decapar y limpiar bien todo el mueble. Desmontamos puertas y tiradores.
Las puertas, cajones y laterales eran de chapa de madera de color muy claro, y decidimos teñirla.
El interior del mueble, de los cajones y de la estantería, los pintamos en color piedra, que contrasta con el tinte nogal del exterior. Forramos la estantería interior y las puertas por dentro, con un papel pintado a rayas amarillas.
Barnizamos con un barniz al agua satinado y compramos estos tiradores de metal que pensamos que le iban muy bien a este mueble.
Y bueno, es una pieza muy versátil. Tanto se puede colocar en un recibidor, como en un rincón del salón, en una habitación e incluso en una cocina.
Esperamos con ansia vuestros comentarios.
¡¡¡Que tengáis una feliz semana!!!











sábado, 8 de noviembre de 2014

DIY: reciclaje, reciclaje, reciclaje...

Reciclando latas y cajas

Nos encanta reciclar todo lo que encontramos!!! Y entre la restauración de  mueble y mueble, nos da por los trabajos manuales.
Pues bien, con las típicas latas de tomate de medio kilo, las que utilizamos casi a diario, hemos tuneado una de ellas y la hemos transformado en un bote para los cubiertos de madera de la cocina. 
Le dimos una imprimación. La pintamos en blanco y le aplicamos (técnica decoupage) las flores de una servilleta de papel. Una capa de barniz y una puntilla en la parte superior.






En el taller utilizamos estas latas para guardar los pinceles.

Cuando llega Navidad, las pescaderías venden el marisco en pequeñas cajas de madera.
Pues bien, os podéis hacer una coqueta cajita para guardar cualquier cosa, super decorativa!!!
La forramos con servilletas de papel, barnizamos y aplicamos una puntilla.




Y con  una caja de madera (bueno, madera, símil) donde va el queso camembert, también la hemos tuneado, y forrándola también con servilletas de papel, la hemos transformado en una útil caja para guardar gomas del cabello, pasadores, etc...





sábado, 1 de noviembre de 2014

Escritorio y silla de despacho. El antes y después

Llevamos unos meses restaurando este precioso escritorio junto con la silla giratoria,
Como podréis ver en las fotos del antes y después (de la silla no tenemos las fotos del antes, nos olvidamos de hacerlas), el escritorio es el que estaba en peor estado. A parte de la ya conocida carcoma, estaba barnizado todo él en tono muy oscuro.
Empezamos por quitarle todo el barniz con decapante, y el color original de la madera era muy bonito, por lo que lo hemos conservado. Una vez ya limpio, le hicimos el tratamiento anticarcoma. Pasado el tiempo establecido, empezamos a tapar los miles de agujeros que tenía. Previamente sacamos todos los tiradores de los cajones. Lijamos y limpiamos. Como la madera estaba bastante seca, le pusimos cera, que en poco tiempo la chupó toda.
Nos encanta el acabado que deja la gomalaca en este tipo de muebles, así que le dimos unas cuantas capas a muñequilla.

La silla la decapamos toda pues tenía una tonalidad rojiza, y la hemos tintado a tono con el escritorio. Pensamos que nos daría poco trabajo, pero no ha sido así. Desmontamos todo el engranaje que hace que suba y baje y que el respaldo se incline hacia atrás, ya que no funcionaba. Esto es lo que nos ha llevado más tiempo. Después de quitar, con mucha paciencia, todo el óxido, hemos conseguido que funcione. Ahora ya se puede poner a la altura deseada. Y con las ruedas también bien limpias, ha quedado fantástica.
A ver que os parece

antes

antes

interior cajón antes


cajón, antes (izquierda), después (derecha)

antes

antes

antes

antes

después

después

después

después

después

después

después

después

después

después

después

¡¡¡Feliz fin de semana!!!

lunes, 13 de octubre de 2014

Sillas años 60 restauradas.

Ya estamos aquí de nuevo. Ha pasado algún tiempo desde nuestra última publicación, pero volvemos a la carga.
Esta vez os traemos la restauración y actualización de seis sillas años 60.
Como siempre, les hemos hecho el tratamiento anticarcoma, ya que como podéis observar, estaban atacadas por estos nuestros enemigos los xilófagos. Pero primero las decapamos, les quitamos todo el barniz, pues normalmente debajo de éste siempre hay agujeros de carcoma escondidos bajo él.
Una vez pasado el tiempo requerido para matar la carcoma, empezamos a trabajar con ellas.
Hemos sacado todo el tapizado antiguo, las hemos lijado y dado dos manos de imprimación. Lijado entre capas.
La pintura elegida ha sido el blanco hueso, así que después de la imprimación, las hemos pintado con este color.

La tela para tapizarlas es espectacular, de distintos dibujos pero con la misma tonalidad cromática. Cada una de ellas es diferente, pero el conjunto es perfecto. Rematadas con tachuelas.
Y como quería cambiar las sillas de mi comedor, estas son para mí!!!!










Y dentro de unos días, os enseñaremos el escritorio terminado.
¡¡Feliz semana a todos!!

miércoles, 30 de julio de 2014

DIY: Cama de palets

Nuestra vena bricolajera nos lleva a construir piezas enooormeeesss! No sé si os acordáis del cabecero que hicimos de palets que medía 2m x 1,80m. Podéis verlo en una de nuestras publicaciones. También una obra faraónica.
En este caso nos ha dado por hacerle una cama a mi sobrino, el hijo de Laura, ya que el chico se gasta una altura considerable. Así que nos hemos liado la manta al cuello y le hemos hecho una cama para su tamaño.
Ya sabemos que no somos ni las primeras ni las únicas que hemos hecho una cama de palets. Pero yo creo que va a ser "la cama", ni una más.
Pues sin más, compramos cuatro palets cuadrados de 1m de cada lado, cuadrados. Y sin más, pensamos... esto está chupado!!!. Pero cuando nos los dejaron en casa,  nos miramos las dos y pensamos: "ahora hay que subirlos tres pisos!!!" ya que la habitación está en la buhardilla. "Nada, esto no pesa nada". Soplamos y resoplamos al subirlos. CONSEJO: si tenéis que trastear con palets, agenciaros dos chicos fuertes, que hayan desayunado bien, y con buenos biceps!!!. 



Una vez arriba, montamos el tetris antes de ensamblarlos. También necesitaréis espacio para ello. Y sobre todo, montadlo en la habitación donde irá ubicada la cama, que luego no hay quien la mueva.
Al principio íbamos a lijarla y pintarla, pero el tiempo que teníamos era muy justo. Que se ha quedado, tal cual!!
Los materiales que hemos utilizado han sido:
4 ruedas con freno para las esquinas y otras 10 ruedas sin freno para el resto.
Mil tornillos y platinas largas




Y para atornillar, no utilicéis el clásico destornillador, que os dejaréis las manos. Lo mejor, el TALADRO, que también atornilla  y desatornilla. Con esta fantástica máquina los tornillos entran solos.


Hemos ensamblado los palets de dos en dos, porque los cuatro a la vez, imposible.



Una vez puestas las ruedas y las platinas (no sé si se llaman así), hemos ensamblado las dos piezas de dos palets cada una, por la parte de arriba con más platinas.


Laura compró un colchón de los de ahora, que te venden como si fuera una butifarra y que se hincha solo. Y este es el resultado, bueno, dentro de 72 horas estará hinchado del todo.



Una cama ENORME.... Cabe un regimiento!!!!
¿Qué os ha parecido? ¿Os animáis?