Translate

sábado, 18 de julio de 2015

Baúl y maleta antiguos

Ya estamos aquí de nuevo.
Hoy os traemos la restauración de un baúl antiguo y una maleta también antigua.
Nos trajeron estas dos piezas y nos comentaron que eran de los abuelos o incluso de familiares más lejanos. La verdad es que sí.  
El baúl cuando lo vimos nos recordó a uno que hace tiempo restauramos.
Empezaremos por él y después seguiremos con la maleta.
La parte de la chapa trabajada, estaba pintada en un color anaranjado, al igual que las patas y los travesaños. Les comentamos que quitaríamos toda esa pintura y lo dejaríamos con su color original, plata. Nos costó bastante quitar toda la pintura, lo hicieron a conciencia!!!. Pero poco a poco ya se iba viendo el resultado.
Para ello, utilizamos decapante para pinturas. Y fuimos quitando la pintura con la ayuda de lana de acero y cepillos también de acero para las zonas más difíciles de llegar. También decapamos los travesaños de madera y las patas.
Con vinagre templado, un trapo y el cepillo de acero, eliminamos el óxido que iba saliendo a la chapa, para así poder darle brillo. Secamos bien y dimos dos manos de barniz para metales. De esta manera queda la chapa protegida e impide que se oxide de nuevo.
Los travesaños los lijamos y barnizamos, y como no queríamos que perdiera su encanto original, la chapa negra la dejamos tal cual, pero le dimos unas pasadas de aceite de linaza.
Las patas, estaban totalmente naranjas. Con decapante sacamos casi la totalidad, ya que la madera había absorbido mucha pintura. Después le dimos tinte y las barnizamos. Previamente les hicimos el tratamiento anticarcoma.
El interior estaba forrado con papel, que ya casi ni extistía. Con una esponja empapada en agua templada, lo fuimos sacando. Hicimos una plancha de madera fina para el fondo, ya que las maderas de la base estaban bastante separadas. Forramos con papel la plancha y el resto del interior, con un papel muy bonito.
Y este es el resultado

antes

antes

antes

patas antes

interior antes

interior antes

interior antes

sacando papel

en proceso de restauración. Derecha, antes, izquierda después

Después

Después

Después

Después, ya en su casa

ya en su casa

ya en su casa.
Les damos las gracias a los dos por habernos enviado las fotos del baúl en su casa. 

Y ahora vamos a por la maleta.
Preciosa pieza antigua en madera maciza. Tenía muchos arañazos, normal con el paso de los años.
La decapamos toda ella, tanto la madera como los herrajes de las esquinas.
A continuación la limpiamos bien y la tintamos en color oscuro.
El interior lo lijamos y barnizamos.
Como ya sabéis y nos conocéis, a las piezas antiguas nos gusta darles el toque final. Y ha sido con el acabado en goma laca. Les da un brillo especial.
Este es el resultado

antes

antes


antes

después
Se nos olvidó hacer más fotos a la maleta!!! Lástima!!!

Esperamos que disfruten mucho el tener en casa estas dos magníficas joyas.

¡Feliz fin de semana a todos!
e id por la sombra, que al sol los bombones se derriten!!!

jueves, 21 de mayo de 2015

Silla descalzadora. El antes y el después

Hace ya algunos días que teníamos pendiente publicar una silla que ya teníamos terminada. De hecho tenemos ya varias cosas hechas, pero no tengo tiempo de publicarlas.
Bueno, pues hoy que tengo un pelín de tiempo, os traemos la restauración de esta silla descalzadora.
Hay que decir que tiene un tamaño considerable. Pero es una silla con una estructura muy fuerte. No creo que se desarme en dos dias!!!. 
Empezamos por destapizarla toda. Tenía dos telas. La última, ésta que veis de cuadros verdes,  estaba puesta con velcro. 
Seguidamente procedimos a quitarle el barníz, que raramente, no tenía mucho. Para curarnos en salud, le hicimos el tratamiento preventivo anticarcoma y tapamos los agujeros con cera. Lijamos y volvimos a barnizar con un barníz con color (que mezclamos nosotras mismas el tinte con el barniz).
Una vez seco, empezamos a tapizar. Lo primero que hicimos fué  poner cinchas nuevas en el asiento.
De todas las telas que tenemos en stock, escogimos esta tela sedosa de color naranja y rayas azules. Es bastante atrevida!!! pero creemos que al final, una vez terminada, es bastante resultona.
Además es un color que pega con todo!!
Y la próxima semana, una mesilla...


antes




antes




después

después



lunes, 20 de abril de 2015

Mesa de centro. El antes y el después

Uno de los muebles que teníamos en el taller era esta mesa de centro. Estaba en una esquina para ese día que siempre decimos, "la próxima semana nos ponemos con ella". Y nunca llegaba "la próxima semana". Al fín decidimos terminar con ella. Pero como nunca es "en poco tiempo la terminamos", nos llevó su tiempo. 
En las fotos veréis como la dejaron la carcoma de agujeros. Habían tropecientosmil!!!. Pues nada, a ello. Le quitamos todo el barniz, que también tenía bastante, y le pusimos anticarcoma en cada agujerito con la jeringuilla. Después con brocha, la embadurnamos toda con el líquido y la filmamos. Así, castigada, la hemos tenido bastante tiempo. Y llegó el día de ponernos con ella.
Tapamos los agujeros, no todos, para así darle un aire más antiguo. Le dimos dos capas de imprimación, y pintamos las patas en blanco satinado.
El sobre lo teñimos con anilina rebajada en agua, y dimos varias capas de cera. Todo el borde superior lo hemos pintado en dorado, para darle un toque diferente.
Y ya terminada, aquí la tenéis.
Que tengáis una feliz semana!!!








lunes, 6 de abril de 2015

Butacón años 60. El antes y el después

Antes y después de un butacón

Desde hace tiempo que teníamos este butacón en el taller para restaurar. Y al fín nos hemos puesto con él.
La estructura es muy bonita, pero como podréis ver en las fotos, estaba en bastante mal estado.
Empezamos por destapizarlo y dejarlo sólo con la estructura. Quitamos todo el barniz y pintura con un decapante e hicimos el tratamiento anticarcoma. Una vez pasado el tiempo establecido, tapamos todos los agujeros con cera del mismo tono que el tinte que le pusimos a la madera. Es un marrón casi negro. Como teníamos la idea de ponerle un tapizado claro, el oscuro le iría muy bien.
Para nutrir la madera le dimos unas capas de cera y rematamos con barniz satinado incoloro.
Aquí podéis ver cómo estaba antes, y la estructura sola.









Ahora tocaba el resto. Poner las cinchas en el asiento y respaldo e ir haciendo el relleno con espuma, guata y forrado con tela de sábanas blancas. De esta forma queda más protegido.






Cuando ya tuvimos puesto todo el relleno, empezamos a tapizar. 
Como veréis en la primera foto, el respaldo estaba tapizado hasta arriba, pero nosotras hemos dejado la madera al aire ya que la forma era bonita.
Escogimos esta tela de flores con fondo blanco, que le da un toque más moderno.
Y rematamos con tachas cromadas de tapicero.
¡¡¡Nos encanta como ha quedado!!!








miércoles, 25 de marzo de 2015

Sillas restauradas

De un juego de seis sillas que tenemos en el taller, nos encargaron que restauráramos dos con el mismo acabado de una suelta que publicamos hace poco. 
Éstas estaban mucho peor que la otra.
Lo primero fue destapizarlas todas y quitarle todo el barniz. A este tipo de sillas, en su momento, las barnizaban en un tono rojizo, tarea muy trabajosa para poder eliminarlo todo, ya que la madera, una vez quitado el primer barniz, está roja. Y después de mucho lijar y blanquearla, conseguimos sacarle ese tono.
Como siempre, y para no perder la costumbre, tuvimos que inyectar, en cada agujerito, carcomín. Y después cubrir y sellar toda las silla en plástico film. Este es un trabajo muy poco agradecido en el proceso de restauración. Pero hay que hacerlo.
Una vez pasado el tiempo recomendado, empezamos a tapar todos los agujeros con cera.
Lijamos para eliminar la cera sobrante y teñimos las sillas con anilina nogal. A medida que teñíamos, a la vez le pasamos el estropajo de acero, para que el tinte penetrara mejor. Una capa de cera, y finalmente el acabado con la pátina blanquecina que les da un tono distinto, muy suave.
Una vez terminado todo el trabajo en la madera, empezamos a tapizarla.
En este caso le pusimos esta tela de tapicería que a la clienta le gustaba mucho.
Rematamos las esquinas con tachas de tapicero en cromado.
Y aquí están, como nuevas.


antes

 

antes



antes



después



después




después


después